Ahorro

 
Compartenos en

Las ventanas viejas o de mala calidad son las responsables de hasta un 70% de pérdida innecesaria de energía en muchos hogares.

Como consecuencia de un mal aislamiento se incrementa drásticamente el coste de la calefacción en invierno y aire acondicionado en verano.

El potencial de ahorro energético es tal, que la inversión en ventanas nuevas se recupera fácilmente.

Además conseguimos reducir otros costes, como las cuotas del seguro del hogar y el coste que genera el mantenimiento de ventanas viejas.

Nuestra casa es nuestra gran inversión. Con ventanas nuevas ayudamos al mendio ambiente, ganamos en estética y aumentamos el valor económico de nuestra vivienda.

Compartenos en